Qué tipos de salvaescaleras existen

tipos de salvaescaleras

Qué tipos de salvaescaleras existen

Los salvaescaleras se han convertido en un elemento imprescindible en los edificios públicos y en los hogares como medida de accesibilidad para personas mayores o con movilidad reducida. En la actualidad podemos encontrar diferentes tipos de salvaescaleras, que aseguran esta instalación sin importar el tipo de pendiente de los peldaños o si hay alguna curva en alguno de los tramos.

Salvaescaleras para todo tipo de inmuebles

Hoy en día la instalación de un salvaescaleras es sencilla y prácticamente no necesita obra. Se tratan de elevadores que se ajustan a uno de los laterales de la escalera, como los del tipo recto o en curva. También podemos encontrar los verticales, que se instalan en un hueco y son similares a un pequeño ascensor.

Los salvaescaleras rectos están pensados para las escaleras que no tienen giros y cuya pendiente es siempre igual. En cada tramo hay un pulsador para llamar a la silla y por lo general, el asiento además de ser ergonómico también es giratorio y llevan un cinturón integrado como medida de seguridad.

Los del tipo curvo son muy parecidos a los rectos, pero están acondicionados para asegurar la accesibilidad sin importar si existen curvas o si hay cambios en la pendiente. Existen modelos que pueden ser accionados mediante ambos brazos por si tenemos algún problema de movilidad en uno de ellos.

El último tipo son los salvaescaleras verticales, suelen ser semejantes a un pequeño ascensor. Esta clase de plataformas elevadoras consta de suelo antideslizante y sus medidas están pensadas para acceder con facilidad con una silla de ruedas.

Como podemos ver, en la actualidad existe una gran gama de salvaescaleras. Si necesita asesoramiento, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo técnico en Madrid y le aconsejaremos qué modelo es el que mejor se adapta a su inmueble.

No hay comentarios

Post A Comment